Blog / Las marcas y el Pride

Las marcas y el Pride

09 de Junio

¿Mercadotecnia o inclusión?

El 28 de junio de 1969 un grupo de policías hicieron una redada en el bar Stonewall ubicado en la ciudad de Nueva York, en el lugar comenzó la pelea entre los uniformados y un grupo de personas quienes ya llevaban tiempo siendo víctimas de ataques físicos y psicológicos por ser consideradas como alteradores del “orden” y la “moral” tan solo por pertenecer a la comunidad LGTB+ de aquel entonces.  Pero aquella vez fue diferente, esa vez respondieron y resonaron tan fuerte que hasta la fecha no se ha bajado la voz en favor del reconocimiento de sus derechos y el alto a la discriminación. 

Por el acontecimiento anterior es que junio ha sido nombrado como el mes del Orgullo para visibilizar a las personas LGBT+ y las injusticias de las cuales siguen siendo víctimas. A través de los años el movimiento se ha ido transformando, actualmente vemos que durante cada junio las calles, negocios, fachadas y demás lugares se pintan con los colores del arcoíris. Y así también lo hacen las marcas.

No siempre las empresas se vistieron con los colores de la bandera LGBT+ incluso, en décadas anteriores, todo lo que tuviera que ver con el tema era rechazado, sin embargo, conforme el movimiento fue tomando fuerza y mayor aceptación es que las marcas hicieron uso de la mercadotecnia para acaparar la atención de la comunidad y lanzar sus productos o servicios con los colores de la bandera LGBT+ o frases alusivas al pride, originando así el llamado capitalismo arcoíris

Esta práctica ha generado controversia entre los que consideran que fomenta la visibilidad del colectivo y los que opinan que se trata de un aprovechamiento sin un apoyo genuino por parte de las grandes empresas que solo lucran con la imagen y todo lo que rodee a la comunidad. Pues consideran que, por ejemplo, un verdadero apoyo sería la contratación de personal perteneciente a la comunidad y la suma al cambio en las leyes que todavía discriminan a la población LGBT+, no solo se trata de cambiar los colores de su logo durante un día y luego volver a la cotidianeidad. 

Cabe mencionar que algunas marcas han mostrado su apoyo a través de donativos y campañas de marketing de concientización. Tal es el caso de Nike que ha donado las ganancias de su colección Pride a organizaciones de apoyo a la comunidad LGBT+, sin embargo, para los críticos de esta tendencia, a final de cuentas los que continúan ganando son las grandes empresas queriendo demostrar un gesto simbólico que a final de cuentas sigue siendo eso, simbólico. 

No se descarta el surgimiento de empresas comprometidas con el movimiento no solamente a través de donaciones, sino también con sus trabajadores a quienes aceptan y defienden independientemente de su preferencia sexual o identidad.

 

La mercadotecnia ha ayudado a desconectar el motivo por el cual comenzó el pride de lo que ahora es, sin embargo, el dilema no es si las marcas deberían o no de utilizar los colores del pride para hacerse promoción, el tema es el origen de la lucha que hasta no cumplir con su objetivo quiere decir que nos falta camino por recorrer sin desviarnos en controversias como esta, para que todos, todas y todes gocemos de las mismas libertades y derechos. 

01 de Julio
FENAL 2022: Así será el programa de la edición número 33 de la Feria Nacional del Libro ...
LEER COMPLETA
30 Junio
Lightyear…y más allá...
LEER COMPLETA
24 de Junio
La shrinkflation, una tendencia (no tan) nueva en la mercadotecnia...
LEER COMPLETA
16 de Junio
Arranca la semana León Fashion Film...
LEER COMPLETA
Solicita Información