Blog / Lluvia de carreras en una noche mágica: Opening Day de los Bravos de León

Lluvia de carreras en una noche mágica: Opening Day de los Bravos de León

29 Abril

La lluvia torrencial que cayó en distintas partes de la ciudad ya presagiaba lo que sucedió  dentro de un diamante que volvió a resentir los estragos de un aguerrido juego de pelota. Un renovado Domingo Santana fue el escenario perfecto para el debut soñado de los Bravos de León que, tras ser barridos en Yucatán, encontraron un respiro largo y hondo ante los Tigres de Quintana Roo. 

El protocolo para la inauguración de la temporada de la Liga Mexicana de Béisbol alargó el  nerviosismo, pero a la vez aminoró la espera. Las dos novenas presentaron a todos los  hombres que integrarán sus respectivas organizaciones a lo largo de una temporada de 90  juegos por equipo; un equivalente a 810 juegos en total. 

El lanzamiento de la primera bola estuvo en manos del gobernador de Guanajuato, Diego  Sinhue Rodríguez Vallejo que, en medio de una algarabía en La Fortaleza, mandó al plato a  la apodada “Doña Blanca” para dar iniciada la campaña 2022 en la ciudad zapatera. 

‘Esto es lo mismo de siempre’ 

Esas fueron las palabras de un aficionado de los miles que se dieron cita en una noche fría en  el parque de pelota… y es que el inicio del juego, parecía avizorar otra temporada de  pesadilla en la columna vertebral de toda novena: el pitcheo. 

Un claro descontrol del abridor estadounidense Mitch Lively provocó las primeras tres carreras de los Tigres en los spikes de Manuel Orduño, Ronner Mustelier y Tito Polo, sumando este  último, su primera base robada de la temporada. 

Sin respuesta de los Bravos en la parte baja del primer inning, los del sureste mexicano  sumaron dos rayitas más en la apertura del segundo rollo gracias al doblete de Ángel Erro, el  sencillo productor de Orduño y un error en el tiro del cátcher bravo, Marco Chicuate, que  aprovechó Jorge Rivera para entrar a la registradora. 

Los chicos del regreso 

Con dos outs, los cuereros comenzaron a despertar a la ofensiva con paciencia en el plato a  la hora de tomar los turnos, pues Keven Lamas negoció la base por bolas y Chicuate pegó un  sencillo al jardín derecho siendo selectivo en los pitcheos del rival. 

Un ruido ensordecedor hizo vibrar al Domingo Santana que festejó, con una suma algarabía,  el jonrón de tres carreras por parte del parador en corto Luis Medina, lo que metió de lleno a  los Bravos en el partido. 

El tercer out tardó tanto en caer para los visitantes que, en un abrir y cerrar de ojos, les  empataron el juego 5-5.

Tigres adoleció el descontrol de su abridor que concedió dos bases por bola a los jardineros Brandon Villarreal y Chris Roberson. 

Dejando dos corredores de herencia, el abridor felino salió sin decisión y cuando parecía que  su relevista tenía todo controlado al llevar a Juremi Profar a la cuenta máxima, el curazaleño  respondió a la hora cero y se destapó con un sencillo productor de dos carreras que empató  las acciones. 

En un juego de ‘toma y dame’, Quintana Roo volvió a ponerse al frente en la pizarra abriendo  el quinto rollo con doblete productor de Alex Robles, esto aprovechando la salida del serpentinero Lively que solamente cosechó 4.1 entradas de labor. 

Los dobles fueron la especialidad de la visita y Reynaldo Rodríguez acrecentó la ventaja con  otro doblete productor al jardín central del diamante. Es así como, terminando la apertura del  sexto rollo, ya tenían una ventaja de tres carreras con pizarra de 8-5. 

El regreso Bravo 

Los melenudos cerraron la sexta entrada y lo hicieron con un regreso espectacular que dictó  sentencia condenatoria en el último tercio del encuentro. 

Un poderío ofensivo que despertó con un rally de 8 carreras para despegarse del rival de  manera certera. 

Keven Lamas, el segunda base, inició la fiesta con un cuadrangular de dos carreras para  dejarle la mesa servida a Brandon Villarreal que, con un hombre por los senderos, firmó un  sencillo productor para empatar la pizarra. 

Roberson le dio la vuelta al juego con un doblete al jardín central que trajo al franela número 99 a la registradora. 

Terdoslavich seguiría con la fiesta con otro sencillo productor de una carrera al mandar al  estadounidense Roberson a la registradora y colocar a Profar a 90 pies de la tierra prometida. Con dos hombres por los senderos tomó turno Carlos Rivero que dictó sentencia condenatoria al agenciarse su primer vuelacercas del 2022 con una cosecha de tres carreras impulsadas en su haber. 

La pizarra marcó entonces una ventaja de cuatro carreras para los Bravos de León: 8-13. 

Y como posiblemente le sucedió a gran parte de los aficionados leoneses, la ofensiva rival se  durmió en la recta final del juego, a pesar de que sumaron una rayita más a la pizarra. Un doble play por la vía del 5-4-3, culminó una noche realmente mágica para los Bravos de  León que ganaron en su debut en casa por pizarra de 10-14 en medio de una renovación  administrativa que hace ilusionar a todos los amantes del béisbol en la ciudad zapatera.

Para los manejados por Eduardo “Mosco” Arredondo significa su primera victoria en la  campaña tras ser barridos en Yucatán por los Leones; mientras que, para los tradicionales  Tigres del emblemático Fernando “Toro” Valenzuela, es el segundo descalabro de manera  consecutiva para su novena. 

Qué sí y qué no de la novena leonesa 

Fue una noche de muchísimo carreraje con un total de 24 en nueve innings disputados. En un  parque en el que vuela mucho la pelota esto no es raro verlo, pero sí debe preocupar que, en  su sexto año como equipo del circuito veraniego, los Bravos aún no sepan lanzar en su propio  parque. 

Un total de seis lanzadores locales se subieron a la lomita de las responsabilidades y  solamente uno se fue sin recibir daño alguno. 

Sin duda en esto se deberá enfocar muchísimo en mejorar el ex antesalista Eduardo Arredondo que, dentro de lo que cabe, puede quedarse tranquilo al tener un poder ofensivo tremendo que es capaz de reaccionar…aunque no siempre será así. 

Fue una auténtica fiesta 

La plaza de León es una muy beisbolera y ayer quedó más que reflejado con una asistencia del público que llenó un estadio pequeño pero muy acogedor. 

A pesar de la hora en la que terminó el juego (00:28 hrs), la afición demostró que ama a su  equipo y no le importó irse al filo de la madrugada. 

Fue una auténtica fiesta para una afición que en cada temporada baja se sumerge entre la  incertidumbre y la frustración al no saber si seguirán teniendo béisbol profesional en la ciudad. Por tercera vez en seis años, este equipo muestra otra reestructuración administrativa que  busca desechar esa citada incertidumbre al mantener a esta novena como equipo de Liga  Mexicana de Béisbol. 

Sin embargo, mantenerlo no debería ser la única enmienda, sino también la de conformar un  equipo competitivo que de verdad ilusione con un posible segundo campeonato y termine con  una sequía de 31 años sin título. 

¿La tercera será la vencida? 

Desde su regreso en 2017, esta es la tercera etapa que comienza el equipo cuerero, pues  antes pasó por los manejos de la empresa Potosinos y fue parte de la multipropiedad con  Multimedios. 

Esta vez, según el mismo presidente, la inversión es totalmente de León y eso puede ilusionar  aún más a una afición que pide a gritos un equipo competitivo que pueda competirles a las potencias del circuito: Diablos Rojos, Leones de Yucatán y Pericos de Puebla. El objetivo es claro: romper una sequía de tres años sin playoffs…ya después deberá ser otro el objetivo: romper la sequía de 31 años sin el título del circuito. 

Por lo pronto, la noche de la inauguración fue de un cuento de hadas, fue magnífica y perfecta.

Este torneo apenas va comenzando y ya veremos si los Bravos de León, un equipo que  combina juventud con experiencia, puede hacer valer su mote y salen en cada partido con  esa bravura que plasman en su nombre. 

¿Podrán los “Bombarderos del Coecillo” seguir con esta inercia ganadora? Eso está por verse. 

Lo que es seguro, es que los estudiantes de Comunicación y Periodismo Digital de la UMERI estaremos presentes en sus juegos para llevar a todos nuestros lectores cada detalle de la  temporada 2022 de los Bravos de León. 

Próximos juegos de Bravos de León 

27 y 28 de abril: ante Tigres de Quintana Roo. 

29 de abril al 1 de mayo: en Puebla contra Pericos. 3 al 5 de mayo: ante Guerreros de  Oaxaca 

 

6 al 8 de mayo: ante El Águila de Veracruz.

 

Este torneo apenas va comenzando y ya veremos si los Bravos de León, un equipo que

combina juventud con experiencia, puede hacer valer su mote y salen en cada partido con

esa bravura que plasman en su nombre.

¿Podrán los “Bombarderos del Coecillo” seguir con esta inercia ganadora? Eso está por

verse.

Lo que es seguro, es que los estudiantes de Comunicación y Periodismo Digital de la UMERI

estaremos presentes en sus juegos para llevar a todos nuestros lectores cada detalle de la

temporada 2022 de los Bravos de León.

Próximos juegos de Bravos de León

27 y 28 de abril: ante Tigres de Quintana Roo.

29 de abril al 1 de mayo: en Puebla contra Pericos. 3 al 5 de mayo: ante Guerreros de

Oaxaca

6 al 8 de mayo: ante El Águila de Veracruz.

 

Texto de Gabriel Márquez  Imágenes por cortesía de Bravos de León

Carrera de Comunicación y Periodismo Digital. 

04 de agosto
INAUGURAN FESTIVAL DE VERANO EN LEÓN...
LEER COMPLETA
01 de agosto
Abejas de León: el peculiar vuelo en el arranque de la temporada 2022 ...
LEER COMPLETA
20 de Julio
Gotas, agua, sudor… Bravos de León...
LEER COMPLETA
19 de Julio
Presentación del Giff 2022. ...
LEER COMPLETA
Solicita Información